Knitologist

Knit One

Hace unos días encontré este fantástico cortometraje. Tiene ya unos años pero encuentro que el mensaje que transmite sobre los beneficios del knitting como terapia es genial. Sadie encuentra en el knitting la terapia perfecta para superar la muerte de su marido. Empieza a tejer compulsivamente todo lo que se le ocurre hasta que ya solo le queda… Dejo que lo veáis y disfrutéis porque además esta muy bien hecho. Por cierto, creo que muchos tejedores se sentirán muy identificados con el escondite de su stash de lana ;)

Let’s go!

Me acuerdo perfectamente del primer proyecto que tejí, de la lana que utilicé y del lugar donde estaba… Había aprendido a tejer muchos años antes, supongo que durante alguno de los veranos que pasaba al cuidado de mi abuela… Pero mi primer proyecto “de verdad” fue esa bufanda de color malva… Es curioso, han pasado doce años y lo recuerdo como si fuera ayer. Dicen que los instantes que se quedan grabados en nuestra retina para siempre, son aquellos que marcan un antes y un después, un punto y aparte. Sin duda eso fue para mi. Entonces vivía en Vic, una ciudad preciosa situada a 70 quilómetros de Barcelona, estudiando una carrera que no me llenaba. Se suponía que era la carrera de mis sueños, y sacaba buenas notas. Así que el simple hecho de darme cuenta de que quería dejarla me tenía en un sin vivir. Una tarde muy fría…

Navigate