Knitting with wrist in plaster

Desde hace un poco más de dos semanas tengo enyesado el brazo derecho debido a una fisura en la muñeca.

Llevaba unos 4 días con dolor en la muñeca derecha pero pensé que sería un mal gesto o una tendinitis, así que seguí tejiendo y haciendo vida normal. “Ya se me pasará”-pensé. Pero a la quinta noche el dolor se volvió mucho más agudo y a la mañana siguiente fui a urgencias. Más que nada por precaución…

Imaginaos la cara que puse cuando llega el médico acompañado por la enfermera que trae todo el material para enyesarme el brazo. “Claro que te dolía”- me dicen.

Y yo lo primero que pienso, y digo en voz alta es: “Oh! No!  tengo mucho que tejer…”

Y así, sin quererlo ni beberlo, salí de urgencias con el brazo enyesado y ya pensando en como me las podría apañar para tejer.

Tengo que decir que la primera semana, con el dolor que tenía, ni me lo plantee… Pero esta última semana he ido probando hasta que le he cogido el truco y he conseguido tejer unas cuantas pasadas.

Sabiendo tejer en continental, lo que hice fue coger la hebra lo más cerca posible de la aguja izquierda. De esta manera el recorrido que tiene que hacer la aguja derecha para tejer el punto es menor. Esta forma de tejer es muy parecida a la que se usa en Islandia. Podéis verlo en este video que he grabado.

De esta manera he podido ir tejiendo durante algunos ratos (cortos) para quitarme el mono de tejer, pero he hecho caso al médico lo máximo posible guardando todo el reposo que he podido.

Espero que si hay por ahí otro knitter en apuros como yo, estos consejos le puedan servir para tejer unas pocas pasadas ;)

Mientras escribo esto suena I say a little prayer de Aretha Franklin.

 

 

2 Comentarios

Escribe un comentario

Navigate